fonts

martes, 6 de marzo de 2007

Mi Relación con la Musica

Desde niño he tenido una pobre relación con todo lo relacionado con la musica.Recuerdos desde mi infancia me traen como experiencias frustadas un primer intento de unirme a un coro; al segundo o tercer intento me di cuenta que alguien sobraba allí: yo
No había manera que siguiera el compás ni siquiera minimamente, así que de forma voluntaria e irrevocable, renuncie a continuar con el invento.
Posteriormente me enamoré -platónicamente por supuesto-del violín,cada vez que lo oía , me transformaba, me dejaba llevar con sus notas, cualesquiera que fueran, no importaba eso, solo que me gustaba y aún sigue gustandome, pero que nunca me atreví a cumplir un sueño que antes de comenzar era irrealizable: aprender a tocarlo.
Nunca, nunca he podido aprender las letras de canción alguna, creo que no le presto atención.Me sorprende mucho conocer personas, sobre todo mujeres, que se la saben todas, las cantan y/o tararean, es increible,me siento totalmente incapaz de aprenderme las letras de una.
Nunca, nunca he cantado en el baño, oigo que casi todos lo hacen, supongo que el día que haga algo así, llamaran a Emergencias, creyendo que me he vuelto loco.
De los cantantes por saber, ni sé bien sus nombres, menos sus canciones, no relaciono a ninguno con canción alguna, no importa que esté o haya estado de moda ultimamente, me da igual, es un universo desconocido para mí, cuando me preguntan algo referido a ese tema suelo contestar
que de esa geografía no sé nada.
Nunca , salvo en una ocasión, he asistido a un concierto de esos que están tan de moda, para deleite de sus protagonistas y de los fanaticos que asisten enloquecidos y que salen enronquecidos de tanto chillar y chillar, con las canciones del o de los cantantes de turno. Asistí, por deferencia con una persona, al concierto de Miguel Bosé, me aburrí bastante, no le " cogí " el ritmo a ninguna de las canciones y cada vez que el público enardecido se levantaba de sus asientos, me recordaba de las pocas veces que he tenido que estarme levantando y sentando por los imperativos del rito católico de una misa.
Una sola vez en la vida le presté cierta atención a una canción: La cantaba Braulio, de eso sí me acuerdo, del nombre de la canción no, eso ya es mucho pedir, la razón de recordar que la cantaba Braulio, era que estaba enamorado de la que hoy es mi mujer.
Para completar el cuadro de mi
a-musicalidad, lo poco que oigo prestandole cierta atención es tan extremista que cuando lo cuento, lo normal es que se echen una gran risotada debido a que mis gustos musicales van desde un extremo al otro, lo que me gusta es la Bachata, la musica clásica y un poco los merengues antiguos.
De todas formas pienso que para mí, la musica es un
ruido de fondo,que ponemos para no escucharnos a nosotros mismos.
LLevo varios meses con una avería el radio de mi carro y tal avería se ha convertido en algo divertido, pues cada vez que uso el embrague o caigo en un hoyo, cambia el programa de la emisora que tengo puesta, otras veces el cambio lo provoco yo mismo , dandole un " toque" con la punta de los dedos al cristal o plastico que recubre el dial de la radio.Creo que no voy a arreglar la avería, porque teniendolo así y , de vez en cuando , apagando totalmente la radio, me escucho mejor a mi mismo.
* Corrección : Para re-confirmar el asunto de lo poco que me acuerdo de las canciones, cuando ayer decía que la cantaba Braulio, pues no, no era Braulio,era Dyango *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada