fonts

lunes, 2 de julio de 2007

SI YO MURIERA EN ESTE INSTANTE......

Se me acaba de ocurrir mientras dormitaba : que sucederá si por cosa del destino, me quedara muerto en este mismo instante.

En primer lugar, no debo preocuparme, pues si eso sucede, !!a mi que me importa !!! no se puede hacer nada, lo hecho, hecho está.
Por eso, en lo que a mi personalmente me toca, no tengo de que preocuparme, los que se preocuparán, por lo menos por un tiempo, serán la esposa, hijos, familiares mas o menos cercanos y los amigos, algunos , no todos. Bueno, digo algunos, porque amigos, lo que se dice amigos, tengo pocos. De todas formas, esa preocupación será pasajera, porque el tiempo, esa inasible materia o lo que sea, que por lo demás no entendemos y que posiblemente no entenderemos nunca, se encargará de borrar todo rastro de mi existencia, más temprano que tarde.
Puede lucir triste, pero es ineluctable, o sea sucederá tarde o temprano,de cualquier manera, haga lo que haga.Nada lo detendrá.Asi de simple.Ojalá suceda sin aspavientos,sin alarmar a nadie, quedamente.....asi iría con mi estilo, con mi sello personal, ! oh ! que orgulloso me sentiría si sucede de esa manera, seria el broche de oro, a una vida sencilla, sensata, aburrida a veces , pero plena de sentimientos, de emociones internas y de pensamientos fecundos, de preguntas y respuestas continuas, desde las mas sencillas hasta las aparentemente complicadas pero, que, en el fondo, también son sencillas.Solo o acompañado, no sé cual será mejor, pero conociéndome como me conozco y respondiendo a mi historia vital, posiblemente prefiera que sea en la soledad que ayuda a pensar y re-pensar mi vida ( dicen que eso sucede cuando uno se está muriendo, -no lo sé - nunca es estado en ese punto-).
Si fuera acompañado , existirían muchas trabas e inconvenientes, habría mayor sufrimiento para mi y para el, la, los acompañantes y eso me daría mucho pesar y sensación de estar estorbando. Es mejor solo, sin que nadie se de cuenta, solo yo, egoísta hasta al final, el sufrimiento para mi solo, que los demás sigan con su vida, con sus afanes,con sus ajetreos, con sus alegrías, para qué estropearle el día, si todo puede ser casi igual a cuando yo estaba vivo, total, el resultado final es bien sencillo, dejo de respirar, deja de latir mi corazón, deja de funcionarme la azotea tumultuosa de pensamientos variados y ya está, se acabó ! que bien ! no ?. Sin molestar ni preocupar a nadie, sin ir a ninguna clínica u hospital a intentar revertir lo imposible.
Para cerrar con broche de oro, una cosa más: donación. No creo que mis órganos sean perfectos o mejores que los de los demás, pero quizás estén un poco mejor que los enfermos de Insuficiencia Renal Crónica o los pacientes Cardiacos.
Como he llevado una vida más bien austera, puede que mi hígado todavía sirva para algo o para alguien que lo necesite.El resto: A la facultad de medicina de cualquier universidad, que sirva para algo útil, después de mi deceso,que no sea pasto de los gusanos y sobre todo, que no se gasten ni un chele en honras fúnebres, flores y demás chorradas que se estilan por ahí. En este punto, llevo años tratando de convencer a la esposa para que cumpla ese último deseo, estamos en un punto en que ella sostiene que para hacerlo tendré que dejarlo por escrito, bueno, ya es un avance, porque antes, ni me dejaba que lo mencionara, parece que ya se convenció no de que tengo razón, sino que es de verdad que deseo ese final.