fonts

sábado, 12 de abril de 2008

LA DROGA PARA NO RECORDAR

Acabo de leer un articulo que luce promisorio para muchos pacientes que pasan por el horror de " recordar" vividamente todos los detalles de una cirugía reciente a la cual han sido sometidos. ( Link al articulo original, con click sobre el titulo del post )
He escuchado de boca de algunos pacientes tales eventos y la verdad es que no le he dado mucho crédito a su versión, pensaba que eran cosas que se imaginaban ellos y que en realidad no sufrían tales tormentos. Siempre me han tratado de explicar que es algo relacionado con la dosis de anestésico utilizado e incluso he oido a médicos y anestesiólogos que recurren a aumentar la dosis para tratar de evitar estos " incidentes" o en otras ocasiones aumentar la dosis de los relajantes musculares que son usuales en estos casos, cosa ya mas cruel, pues estará más relajado " pataleará " menos, pero su sufrimiento será mayor porque igual seguirá sintiendo que le están " hurgando " en el interior, en sus órganos, sin poder protestar por ello.Le sucede mucho a los pacientes de cirugías menores tales como la extracción de una muela o en raqui-anestesia ( anestesia raquídea, con la inyección de anestésicos dentro del canal raquídeo, al través de los espacios inter-vertebrales, en la columna vertebral )
En mi caso personal he sido anestesiado en tres ocasiones en toda mi vida, para una amigdalectomia ( extracción de las amigdalas) , para una hemorroides y recientemente para realizar una Colonoscopia ( visión endoscopica del Colon o intestino Grueso ), en el primer caso, anestesia local, y anestesia general de corta duración en los dos últimos . Después de esas dos " dormidas totales " , posteriormente no he recordado absolutamente nada, por suerte, porque de otra manera, sería muy traumatizante . En ninguno de los casos he sufrido tales incidentes, cosa que agradezco, pues soy un enemigo acérrimo del dolor, tanto del propio como del ajeno, siempre he creído que eso ha sido una de las motivaciones para ser medico sonografista ( ecografista ), pues no produzco dolor y puedo " ver " el interior del cuerpo humano, con un mínimo de preparación ( casi ninguna , salvo ayuno) .
Usando el gas Sevoflurano como anestésico se logra que el paciente no recuerde lo sucedido, porque bloquea los impulsos eléctricos que unen la amigdala cerebral con el hipocampo, que son las áreas del cerebro conocidas por actuar en los procesos de las emociones y de la memoria. Lo bueno del caso es que esto se logra con muy pequeñas cantidades del gas. Da pena que , al parecer no es efectivo en "borrar" recuerdos dolorosos ya sufrido con anterioridad, con lo cual seria como el " soma " de un mundo feliz de Aldous Huxley.
Hay que resaltar que las estadísticas muestran que 1 de cada 5,000 pacientes " recuerdan " con vividez el trauma quirurgico y si a estos agregamos aquellos pacientes que son sometidos a procedimientos cruentos tales como traqueostomías, intubaciones, etc, como es habitual en las salas de cuidados intensivos, la cantidad de personas con tales " eventos " son muy importantes. Tales cifras son suficientemente importantes para seguir en esa linea de investigación para conseguir evitar estos episodios tan traumáticos para miles de pacientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada