fonts

lunes, 16 de junio de 2008

UN PACIENTE HIPOCONDRIACO

Desde hace algún tiempo tenia pensado escribir algo acerca de la hipocondría y de los hipocondríacos. Me parecía interesante ya que desde mis primeros estudios de medicina me encontré con ellos, muy cerca de mí, entre mis propios compañeros de estudios , algunos de los cuales desarrollaban diversas enfermedades y " dolamas" según las iban estudiando en los libros de medicina.
Ya en el ejercicio de la profesión, siempre han sido un " hueso duro de roer " ya que bombardean con múltiples preguntas rodeadas todas de un halo de angustia que resulta casi imposible de romper, incluso con la explicación más racional del asunto.
Otro problema es que si les gusta como explica tales cosas, lo tendrás como pacientes de una manera que casi recuerda un acoso, claro, eso dura un cierto tiempo, porque cuando empiezan a notar tu hastío, se marchan donde otro, para comenzar de nuevo el circulo vicioso.
Pero hoy se " rompió el saco " pues el paciente que atendí tiene ! 9 años de edad ! debido a esto mi sorpresa fue mayúscula, cuando al preguntarle cuando le comenzó todo, me comenzó a dar una completa y exhaustiva descripción de sus molestias en el Colon ( según él ) y de como no tenía fiebre ni otros síntomas que hicieran pensar en Apendicitis ( fueron sus palabras textuales ).
De ahí pasó a querer interpretar lo que se veía en la pantalla del sonógrafo, con bastante exactitud, dicho sea de paso.
La tercera etapa fue el interrogatorio dirigido específicamente a cada órgano de su cuerpo que fue examinado por mí.
Ante mi asombro, la madre se limitó a sonreír y a explicar que cuando lo lleva al médico, ella se limita a escuchar las explicaciones que el niño le da al pediatra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada